Soy en tí.

Yo soy en tí.

Vivo bajo tus párpados,

en toda tu piel.

Me escondo en tus recovecos,

tu boca es mi puerta

y tus ojos, tus profundos ojos,

mis ventanas.

Yo estoy en tí.

En cada suspiro

yo te hablo,

las lágrimas que brotan

son la fuente donde bebo.

Tu tacto es el mío,

me estremezco, sin quererlo,

con cada escalofrío

que recorre tu espalda.

Y es así,

no podría ser de otra manera.

Pues bajo las ramas,

aquellas calurosas ramas

que en la noche nos arroparon,

con la fuerza de la vez primera

nos entregamos.

Y ahora

mi alma es eternamente tuya,

mi cuerpo te pertenece,

y yo,

sólo yo,

estoy,

vivo…

SOY

en tí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos, Poesía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s