No… y sí.

Separados

No,

No quiero ser un peso para ti,

Ni la cadena que arrastras

Cual reo, al caminar.

No,

No quiero ser la dueña de ti,

No quiero que tu alma me anhele…

No así.

No,

No quiero ser la que siempre espera

Una señal, un gesto que me engañe,

Que me ciegue con la esperanza

De volver un día

A ser lo que era a tu lado.

No,

Quiero que vivas, y vivir,

Poder amar, seguir mi camino

Sin ti, sin tu soñada compañía,

O contigo.

Pero lucho,

Intento olvidar, recordar

Porqué y por quien vivo…

Poder ver sus ojos, sus profundos ojos,

Y olvidarme, al fin, de los tuyos.

Pero me obceco,

Quiero estar, y no tener,

Quiero que sepas,

Que entiendas,

Que yo siempre te quise,

Mas soy yo, y no otra,

Y pese al peso de lo que elegimos,

Yo jamás, nunca jamás,

Te olvidaré.

Porque si yo no fuera tal,

O tú fueras otro,

O si su mirada

No me hiciera enloquecer,

Te juro, por mi vida,

Que nada ni nadie me detendría

Y, sin dudarlo, volvería a caer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s