Una última vez

Un último baile

Sus manos

sujetando con suavidad las muñecas,

su rostro

tras el cabello que vuela

en el impulso,

con cada nota,

con cada estrofa,

él inspira su aroma.

Sus ojos,

jóvenes e intrépidos sus labios,

sedientos de ella,

sedientos del ayer

que sin quererlo, se fué…

Y giran,

y se cruzan las miradas,

tristes miradas

que anhelan correr,

dar marcha atrás en el tiempo,

volver a un lago,

a una flor azulada,

al abrazo en la roca

y al primer beso…

Dulce, suave,

seguro, tierno beso.

Y sus torsos se tocan,

el ritmo se acompasa

a los latidos,

y se olvida del dolor,

de la vida derramada

en lágrimas…

Y desea volver a él,

perderse en la juventud

de su rostro,

hundirse en la fuerza

de su abrazo…

Y saben, saben que ya no,

que sus ilusiones

son del pasado,

que ella es de otro,

que sólo queda el recuerdo

de lo que fué.

Mas saben,

tan cierto que la luna

sus noches acuna,

que en el fondo,

escondido en el corazón,

hay algo mágico,

sentimientos profundos,

amor…escondido amor,

que será, por y para siempre,

sólo de los dos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s