Sombras

Parque

Tú,

con mi sombrero de Indiana Jones

y tu abrigo de paño

caminabas por el parque,

como siempre,

te sentabas en el banco.

Tus recuerdos fueron sombras,

perdidos en la memoria

de otro hombre,

que te contaba una historia

diferente cada noche.

Era el vaso de vino

de las comidas,

era la sonrisa

del olvido

en lo que se convirtió

tu día a día.

Eran tus largas orejas,

tu mirada perdida

tras unas grandes gafas,

las que me emocionaban.

Tu mano firme

tembló,

te perdiste

en el negro,

y no pudiste

encontrar el camino

de nuevo.

Y te fuiste,

dejaste un sillón,

un concurso de dibujo

inacabado.

Y te fuiste,

en búsqueda de tus recuerdos

olvidados…

Te fuiste,

pero tu memoria,

mi memoria de ti,

estará para siempre

A mi lado.

Recuerdos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos, Poesía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s