Sólo tú

Calor

De nuevo quiero sentirte,

volver a explorar en tus ojos,

a apoyarme en tu regazo,

que te sientas el único

y el más feliz.

Que sepas que no hay más

que mi sueño de completarte,

de tomarte la mano cuando tiembles,

cuando llores o rías,

estar, simplemente, a tu lado.

Porque, pese a mis errores y faltas,

consecuencias de mi negación,

causas de tu dolor más profundo,

es tu aliento el que me da la vida,

la fuerza que me ayuda

a mantenerme un segundo

más en pie.

Es por ti

tras quien corrí,

un día.

Por quien correría

cien mil millas

sobre las aguas más bravías

sólo para alcanzarte,

llegar a tu vera,

arrancar mi alma al abrazarte

y amarte hasta que llegue el alba.

Y así poder morir tranquila,

pues no hubo, hay ni habrá nada

que no te entregara,

y ahora que he tocado fondo,

amor mío,

ahora, solo puedo ir hacia arriba.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Épica-Fantasía, Poesía y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s