Clavándonos

Bernini

Piel fundida en aliento,

dientes y dedos, y rabia

contenida,aguantando, queriendo

mantener el momento en un segundo.

Y tus besos, mis lágrimas,

y mi sonrisa, tu cuerpo.

Y sé que sólo es el principio,

que ésto no es más que el calentamiento.

Huracán

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos, Poesía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s