Maldición

The last samurai – Hans Zimmer

He buscado mil soluciones

a mi mayor pesadilla.

He intentado llenar ésta mi mente

de nuevas palabras

en busca de una salida,

sólo para lograr

no pensar en ti

sólo una hora.


Así pues, te maldigo.

Maldigo el mismo momento

en el que cruzamos nuestros caminos,

el instante en el que noté

que sólo podía soñar contigo.


Y rezo a los hados

para que te lleven

de mi oscuro lado,

pues, en esta tormenta que es mi alma,

o lucho contra las olas,

contra ellas nado

para no llegar a tu costa,

o, te juro,

no esperaré ni un solo minuto

para besar tu boca,

y, por fin, hacerte mío.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos, Poesía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Maldición

  1. vittt dijo:

    a menudo, haces que contenga la respiración cuando leo un poema tuyo.

    si hicieras uno muy muy largo, no sé…

  2. miriadas dijo:

    Tienes razón, esa debe ser la peor pesadilla. Duele.

  3. kiram dijo:

    Vitt, haces que me ponga colorada, grfs, intentaré acortar mis versos y así podrás respirar tranquilo 😉

    Miriadas, lo es, luchar contra el corazón es lo más absurdo que se puede hacer. Él siempre acaba ganándome 😛

  4. eariandes dijo:

    Últimamente, brotan de tu pluma los amores prohibidos, los pecados, ay… estoy como VITTT conteniendo el aliento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s