Despertando

No se puede esperar

a que venga la solución a vernos.

No se puede rezar

a un dios para que se acuerde de nosotros

y nos saque las castañas del fuego.


Porque el tiempo pasa,

las horas pesan,

y esperando, esperándonos,

siempre acabo despertándome de la siesta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos, Poesía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Despertando

  1. David L. dijo:

    No podemos esperar a nada, el mundo va muy deprisa y no para de girar por nadie. Las cosas tenemos que buscarlas nosotros, la suerte se encuentra, no viene sola.

    Tic, tac, tic, tac (ya lo dice Madonna)

    😉

  2. vittt dijo:

    (en voz bajita, al oído) bon dia…

  3. kiram dijo:

    David, cést la vie… el tiempo no se detiene por nadie. 🙂

    Vitt, 😉

  4. ordennegro dijo:

    Ni por nada, Kiram. Ni por nadie ni por nada. Eso,hasta que alguien invente el condensador de flujo y lo instale en un bendito Delorean…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s