Quemando naves

Tras llegar

quemaré las naves.

Lo haré sin dudas de ninguna clase.

Las quemaré para no tener que volver, nunca más.


Cuando mi pié toque la suave tierra,

y vea el nuevo horizonte que se abre

ante mí, ante mis ojos anhelantes

de aventuras nuevas,

entonces, quemaré las naves.


Sentiré la brisa lisonjera

de ese mundo que abre sus brazos

a modo de saludo cariñoso,

como si fuera una hija a la que no viera

desde hace años.


Correré por sus prados,

escalaré sus montañas,

cultivaré sus campos

y correré con las manadas

de lobos y gamos

como si fuera una más.

Cuando llegue, quemaré las naves para no volver jamás.


Pero ay, soñando como estaba

abriendo mis brazos en proa,

ignoré la tormenta que llegaba

y los gritos de bajar a cubierta..

Ahora, con fuego en las velas,

y una herida abierta

en el cuerpo de madera,

noto al mar llamándome,

me arrastra a su fondo de leyenda…

Me arropan con su canto

las sirenas,

al menos seguiré soñando

con quemar mis naves

y vivir una vida nueva

en las vírgenes tierras.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos, Poesía y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Quemando naves

  1. anaan dijo:

    A veces cuando más está cerca el sueño que deseábamos, de repente, un giro del destino lo aleja sin remedio, otras veces es el tiempo el que cubre los sueños de polvo.
    Bellas líneas.
    Saludos.

  2. vittt dijo:

    quemar todo aquello que no es uno, recoger un puñado de ceniza y volver a empezar.

  3. miriadas dijo:

    Uno siempre sueña, anhela, añora, y en ocasiones, cuando alcanzas por fin el objeto de tu pasión, no es lo que soñaste, lo que anhelaste, lo que añoraste sin conocer. Y vuelta a empezar. Sueña, eso te mantiene viva y creando. Precioso tu poema.

  4. ordennegro dijo:

    Tierras virgenes en el fondo marino…todo un mundo de sueños.

  5. eariandes dijo:

    Quemar naves para si tiene tentación de volver, que no haya medio humano ni divino para hacerlo, y tanto desea no volver a caer que los dioses le brindan su deseo: quemar las naves para no volver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s