Hacia la desesperanza.

The Cottage on the beach – Dario Marianelli – Atonement Ost

El mundo se desmorona,

como un castillo de naipes con los que juegan

en mesones, tabernas y posadas…

Y nadie parece darse cuenta.


¿Dónde están el escudo y la espada?

¿Dónde el honor?

¿Dónde los caballeros y damas?


Lo que viví era un engaño, una máscara

que esconde a los inocentes,

pues hay veces que la falsedad más clara

es lo único que los protege.


No, no hay lugar para la esperanza.

En este lugar sombrío sólo mi corazón

mantiene encendida la llama

gracias a ese amor,

que más que mío es de otro,

que sólo a recordarme alcanza…

¿Me estará buscando?

¿Se ha dado por vencido acaso?

Quizá a él también le venció la desesperanza…


Ruego a los dioses, con mi plegaria,

se apiaden de su sierva, cuya alma

son miles de piezas fracturadas,

que corten el fino hilo que la tiene atada

a la vida, en esta celda solitaria.

¿Acaso mi vida no está en vuestras manos?

¿No lo he dado ya todo por mis hermanos?

No, no puedo, he de seguir luchando,

pues ya abandoné una vez a quienes me están esperando.


Pero aquí, sola, desamparada,

donde ya ni los recuerdos me calman,

desearía que alguien se apiadara,

y aunque fuera despacio y con dolor, me matara.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Épica-Fantasía, Poesía y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Hacia la desesperanza.

  1. Milo dijo:

    Wow! otra vez me has sorprendido con tu poesía.

    Me ofrezco de voluntario … no a matarte… sino, a recoger las piezas fracturadas de tu alma, reagruparlas una a una, para que íntegra se recupere; una vez más de los escombros.

  2. kiram dijo:

    Jajaja, gracias Milo. Lo prometido es deuda y éste poemilla es la continuación de “Captura”. La pobre protagonista, tras mucho tiempo de dolor y tortura, empieza a dejarle paso a la desesperación, aunque sólo sea por momentos.
    Con respecto a mi alma, la tengo bastante entera me gusta escribir en primera persona, porque le da más fuerza a los versos, pero no todos hablan de lo que siento. Sino, creo que hubieran venido a buscarme para encerrarme en un manicomio! Kïlme, la protagonista de ésta y otras muchas historias, te lo agradecería sin duda. Pues lo que más echa en falta es la ayuda de una mano amiga 🙂

  3. awakenbeast dijo:

    Que historia tan dura! Me encanta, y espero que la protagonista encuentre fuerza para salvarse y tenga un final feliz, ya que solo en la ficción pueden darse estos finales a historias tristes. Felicidades, un saludo!

  4. kiram dijo:

    Gracias Awaken 🙂 Espero que sí, aunque su final aún está abierto, según decida el “destino”. Pero por lo que se divisa en el horizonte, saldrá viva de ésta y superará, aunque no sé cómo, lo vivido en ese oscuro calabozo.
    Prometo continuación 😉

  5. eariandes dijo:

    El destino se está afilando los dientes y remangándose los puños para hacer lo que tiene que hacer. A nadie le gusta, como le pasa a MORT, pero alguien ha de hacarlo.

  6. kylerath dijo:

    Precioso… Y aunque entiendo que lafuente de esa belleza es la tristeza, sinceramente prefiero mirar al furuto con esperanza 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s