Manifiesto

Las sonrisas perdieron su sentido,

los buenos momentos, los malos,

todo el tiempo que pasé a su lado

se han marchado con el viento, se han ido.

Con ellos, lo hicieron mis recuerdos,

mis increíbles ganas de luchar por todo,

mis implacables ganas de seguir viviendo.


Todo se consumió, como de la vela su llama,

lo que me hacía ser yo misma,

la línea entre lo desconocido y mi vida

desapareció ante mis ojos, ya no queda nada.


Mas queda ahora la esperanza,

la posibilidad de no cometer los mismos errores,

de ignorar, poder superar los horrores

que en su fin tuvo que soportar mi alma.

Y así, poder valorar lo hermoso de una caricia,

enmendar el dolor que yo causé,

amar y ser amada, decidir por mí misma.


Y podré mirar al sol sin cegarme,

tener los ojos bien abiertos

a lo que pasa a mi alrededor,

y quizá con suerte, alguien quiera aún consolarme.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Manifiesto

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. eariandes dijo:

    Volverá a surgir en sus ojos la luz de antaño, sin sombras que enturbien el brillo de sus pupilas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s