Ella

Inspiration, Lars Justinen

Inspiration, Lars Justinen

 

Ah, infatigable compañera

que eres tan leal como traicionera…

 

Que te vas, y vuelves,

que te llamo y te alejas,

que te necesito y huyes,

y cuando te olvido, te acercas

y susurras en mi oído para que te escuche.

 

Ah, que no puedo vivir contigo,

que sin ti me pierdo en la pobreza

de versos perdidos

y rimas muertas…

Maldita, maldita compañera,

que buscas cuando quieres,

y cuando no quiero encuentras.

 

Te quiero, no me odies,

te odio, no me quieras.

Sin mí serías muda,

sin tí, no existiría el poeta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensamientos, Poesía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Ella

  1. david dijo:

    las musas, como los viejos fantasmas, siempre están ahí. aunque no se manifiesten.

  2. Milo dijo:

    “La poesía vuelve como la aurora y el ocaso”, lo dijo una vez JL Borges. 😉

  3. eariandes dijo:

    MIS MUSAS ESTÁN DE JUERGA Y NO ME INVITAN 🙂

  4. Julio dijo:

    Dicen que las musas te sorprenden en pleno trabajo. ¿Vas a reunir un día tus poemas en un pdf para descargar? Si lo haces, me gustaría publicarlo en mi revista para que la gente se lo pueda descargar y leer. Beso. ^_^

  5. igrb dijo:

    que belleza de poema!!

    el poeta…en constante lucha con su abtracta e inseparable compañera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s