De los celos.

 

Tengo celos de la lluvia y sus gotas,

que te acariciarán al caer del cielo.

Tengo celos del agua, del río, de la sal,

que invadirá tu anhelado cuerpo.

 

Tengo celos del aire que respiras,

de la camisa que vistes, que te acaricia,

del pan que te alimenta, de la vida misma.

 

Celos de todo ser que te posea,

pues ya no serán mías tus horas,

ni tu pelo, ni tu boca,

ni seré yo el aire que anhelas.

 

Y celosa vivo, y celosa muero,

pues los celos son un amargo dolor

que me consume en su voraz fuego.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Épica-Fantasía, Pensamientos, Poesía y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a De los celos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s