Sobre los baños intempestivos

El amanecer rompe en el horizonte, ella, con los zapatos de tacón de aguja en la mano, camina descalza por la arena fría. Él la observa desde la lejanía, deleitándose con el suave movimiento de sus caderas. El vestido cae por su propio peso, antes de que el viento se lo lleve, ella lo frena con el bolso, el mar parece acariciarla.

Es una pena que la playa de al Este, se ve fatal a contraluz con los prismáticos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Narrativa y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Sobre los baños intempestivos

  1. vittt dijo:

    dónde se ponga la sensualidad de una sombra que se quiten los prismáticos.

  2. Kylerath dijo:

    El dilema de siempre: Erotismo vs Pornografía 😉

  3. einger dijo:

    Que bueno apartar la frase del parrafo. Mi unica de duda es porque tenia que llevar zapatos de tacon de aguja, le da un toque oscuro que no aparece en el resto de la narracion.

  4. eariandes dijo:

    nunca llueve a gusto de todos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s