Desde la atalaya

Observando

Se hace hielo,

niebla, mi aliento

cuando con ojos entrecerrados

el horizonte, buscando, oteo.

Cuando en el cuello siento

el susurro del viento

que, impaciente,

también te busca

en el horizonte.

No hay cambios,

ni figuras que me recuerden

tu mirada, tu porte…

Y tejo tu nombre

entrelazado al mío,

rezando a los dioses

para que mi amigo, el viento,

me traiga en un susurro tu nombre,

y, a través de la atalaya

observe, nerviosa,

esa tu hermosa talla,

y pueda correr de nuevo,

correr a abrazarte,

volver a tu encuentro.

Esta entrada fue publicada en Épica-Fantasía, Poesía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Desde la atalaya

  1. Kiram:Se que lo conseguirás aunque tengas que tomar prestado un «GATITO» para levantar mas la Atalaya, o un equipo de detectives para que te ayuden a olfatear si fuere necesario……. jajaja, como siempre muy precioso……

    garrazz
    pa-lante! que yo trataré de alcanzarte.

  2. kiram dijo:

    Gracias Ramón!
    Pero por muy alta que fuera la Atalaya, o buenos los detectives, no acercarían más rápido a aquel a quien la doncella espera 😉 Si no, fíjate con que ansia observa la doncella por la ventana… y que cara de preocupación tiene su dama de compañía. 😀

  3. Cómo cambian los tiempos, ya no es necesario contar con el viento para tener noticias del ser amado…

    Me quedo con el viento.

  4. kiram dijo:

    La verdad es que yo también prefiero al viento 😉

  5. lamas dijo:

    Te inspiraste en la imagen, o la imagen te vino a pelo? Muy bonito aunque me suena un poco rara la frase «y, a través de la atalaya observe, nerviosa,esa tu hermosa talla». Como has utilizado todo el rato teminaciones eo, oe, ae, que son más suaves, meter un aa rompe la armonía. Pero vamos, que es mi humilde opinión. Salvo esa frase, me ha gustado mucho. Un saludo!

  6. kiram dijo:

    Me inspiré en la imagen, entre otras cosas 🙂 Tienes razón con esos versos, lo hice para darle más fuerza a esa parte del poema, intentando fijarme en poemas medievales 😀 Pero me salió bastante raro, jejeje, lo reconozco.
    Gracias Lamas!

  7. eariandes dijo:

    A mi me suena a una vieja historia, sobre un caballero que se ausenta por largas temporadas en tiempos de guerra. Y la dama, encerrada en el hogar tejiendo durante horas, preocupada por su esposo, anhelando su regreso… oteando el horizonte. Sí, has conseguido darle ese gusto medieval

  8. kiram dijo:

    Jejeje, Eariandes, siempre lo clavas… Pobre dama que tejiendo (con o sin paciencia) se desespera intentando tener noticias del caballero… Ain… PEro si Mahoma no va a la montaña…
    JEJEJE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s